Páginas

Perfil

  • carmen diana cano rebaza
  • En la literatura siempre se encuentran vidas nuevas que experimentar
  • Mujer
  • soñadora sensible romantica fuerte
  • soy una joven alegre, centrada , romántica y soñadora sé lo que anhelo para mi vida, me esfuerzo por cuidar lo que amo, amo a mi familia, es el tesoro que Dios me ha dado.

Calendario

November 2014
M T W T F S S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             
<< < > >>

Imágenes aleatorias

  • P1035149
  • DSC00065
  • DSC00061
  • DSC02957
  • DSC00050

Recomendar

Texto Libre

Friday 8 january 5 08 /01 /Ene 02:32

LA CIUDAD DE LOS PERROS

Argumento

La obra narra las vivencias de los alumnos del Colegio Militar Leoncio Prado en especial de Alberto Fernández, Ricardo Arana, El Boa, El Jaguar y el serrano Cava, los cuales cursan sus estudios y están deseosos de salir para siempre del hoyo donde se encuentran.

El alumno Ricardo Arana, al cual llaman el Esclavo, por ser cobarde y siempre ser humillado por sus congéneres, es el único que no se ambienta y se sienta ajeno a todo el colegio a pesar de vivir día y noche con sus compañeros.

Todos los días los alumnos se levantan temprano para formarse y recibir sus clases. El teniente Gamboa dirige la formación y castiga a los tres últimos en estar listos. El estilo de vida de los internos es pesado y denigrante para algunos. Incluso a los recién ingresantes al colegio, los de 3 año de secundaria, se les da "El bautismo" por parte de los alumnos de 4to y también pueden participar los de 5to. Este "Bautismo" consiste en tratarlos de forma denigrante, "Como perros" como se les llamaba. El Jaguar, es el único al que no le pueden bautizar. Por ello, este forma un "Círculo" compuesto por alumnos de la sección de los antes mencionados. A través de este círculo ingresan licor y material no apto para menores de edad (revistas, cigarrillos, etc.) y toman venganza ante los de cuarto.

Alberto se entera que Ricardo Arana aprovecha sus salidas para enamorar a una chica llamada Teresa, pero ella no le ha hecho caso. Durante un examen de química, Alberto recibe un papel con las respuestas del examen, pero Gamboa descubre el plagio y llama al responsable. El Esclavo se declara culpable y Gamboa le confina a no salir esa semana; Arana (esclavo) estaba ahí, por lo que manda cartas a Teresa con Alberto el cual sale con ella y se enamora. La misma noche él se va y trata de olvidar sus penas acostándose con una meretriz, la "Pies Dorados".

Gamboa descubre que alguien robó las preguntas del examen por la noche, y además rompió una ventana. Entonces interna a los alumnos que estaban de guardia no van a salir hasta que el responsable sea descubierto. El Esclavo (Arana) no aguanta más y al final en lugar de escaparse del colegio, como todos, prefiere delatar al culpable, Cava; el cual pertenecía al círculo, y fue expulsado.

El Jaguar intenta descubrir al soplón mientras El Esclavo está de salida. Alberto siente celos del Esclavo, porque también se ha enamorado de Teresa. Entonces decide escaparse del colegio y ver a Teresa. Pero el Esclavo no fue a visitarla. Alberto se declara y Teresa le corresponde.

Durante una salida de práctica de tiro, Gamboa hace las formaciones para escalar un monte, pero en el momento de la maniobra, un alumno cae al suelo inmóvil. Era Ricardo Arana, nadie lo nota hasta momentos después; está gravemente herido.

El Esclavo es llevado a la clínica del colegio pero es ya muy tarde. Celebran su velorio ante todo el colegio pero Gamboa, debido a una denuncia de Alberto (quien sospecha en alguien del círculo), trata de descubrir al verdadero culpable, ya que todas las pruebas parecen indicar que no fue un error de Arana.

Alberto sale del colegio y le dice a Teresa que el Esclavo había muerto, pero ella no se preocupa de eso y termina peleando con Alberto.

Alberto y Gamboa denuncian al Jaguar por el asesinato del Esclavo, Gamboa trata de llevar el caso a una real investigación pero se los impiden por falta de pruebas concretas y uno de los superiores hace callar a Alberto chantajeándolo con sus "novelitas pornográficas". (Alberto escribía y vendía cortas novelas eróticas a sus compañeros) Las cuales han sido descubiertas tras su propia denuncia contra lo incorrecto que ocurría que en las cuadras. Todos culpan al Jaguar por haber sido descubierto lo de las cuadras creyendo que fue él quien los delató y volviéndose en su contra, al final el Jaguar comprende lo que sentía el esclavo en ese lugar.

El Jaguar como jefe del círculo es enviado a una mazmorra (calabozo) de castigo. Alberto se enfrenta al Jaguar pero ambos terminan en la clínica. Gamboa se siente decepcionado de sí mismo. Antes de su partida, el Jaguar confiesa que mató al Esclavo, pero Gamboa le dice que es demasiado tarde; le pide que cambie y saque algún provecho de lo sucedido.

Más adelante, tiempo después de terminar el colegio, Alberto se olvida de Teresa, se prepara para ir a los Estados Unidos a medida que los recuerdos del Colegio Leoncio Prado van haciéndose más distantes, impersonales. Conoce a una nueva integrante de su barrio, Marcela y se enamora de ella. Por otro lado, el Jaguar se encuentra con su amor de la infancia, Teresa, de quien también el Jaguar se había enamorado y con quien contrae matrimonio tras una breve narración de la vida del Jaguar antes del Leoncio Prado, cambiando así la imagen que hasta ese momento el lector tiene del Jaguar, convirtiéndolo así en un personaje más complejo de lo esperado.

Personajes

Ricardo Arana es uno de los personajes protagónicos en la novela “La ciudad y los perros” de Mario Vargas Llosa. Este personaje se caracteriza por su actitud sumisa y dócil, producto de una infancia en la cual las mujeres fueron elemento decisivo. Debido a esto, su padre, un hombre autoritario, decide enviarlo al Colegio Militar Leoncio Prado con la intención de que su hijo se convierta en “hombre”.

Dentro de este internado, donde imperaba la ley del más fuerte, Ricardo recibe el sobrenombre de “esclavo” ya que toma el rol de víctima ante sus compañeros.

Pese a la pasividad de este personaje, se evidencia también su lado sentimental al demostrar el gran cariño que secretamente guardaba por Teresa, una muchacha que conoció antes de entrar al colegio. Sin embargo, un trágico destino le deparaba al esclavo. Este lamentable suceso llegó a ser rápidamente encubierto por las autoridades del plantel, ya que su prioridad era mantener el prestigio de esta reconocida institución.

 

El Jaguar es un joven de temperamento fuerte, ágil y valiente, cuyo carácter se fue formando por el contexto social bajo en el que se desenvolvía. Al entrar en el colegio militar “Leoncio Prado” demostró su personalidad imponente al no permitir que lo bautizaran, rompiendo así con la tradición del alumnado, el mismo se autodenomina el Jaguar. A partir de esta denominación El jaguar tomó la iniciativa de agrupar a sus compañeros en el “Círculo” con el objetivo de imponer un espíritu de lucha y audacia ante la violencia e injusticia en la que vivían. Dentro de este ambiente El jaguar juega un rol muy importante, toda la vivencia dentro del Colegio Militar “Leoncio Prado” hace que este joven ante cualquier problema que se le presente utilice todos los medios que posee para defenderse. El jaguar muestra un sentimiento de superioridad ante los demás, no se deja pisotear por nadie, ejerciendo así el control de poder que tiene ante sus compañeros.

Teresa. Es el personaje femenino más importante de la novela “La ciudad y los perros”. El autor nos revela a Teresa como una muchacha complaciente, pulcra y delicada, proyectando así ser un icono de perfección femenil en la vida de los tres personajes principales (El Esclavo, el Jaguar y el Poeta). Llegando a ser el interés amoroso de los mismos en determinadas partes de la obra.

Todos los hombres tienen puntos en común a pesar de las diferencias socio-económicas y culturales y es debido a que están basadas en la propia esencia humana, esto es lo que Mario Vargas Llosa en su libro en “La ciudad y los perros” quiere comunicar por medio de Teresa. Coinciden en anhelar lo que no tienen, en el deseo de ser amados, en la necesidad de espiritualidad, entre otros.

 

Mario Vargas Llosa resalta la dimensión humana, siendo esta más relevante que lo físico y lo económico. Al mostrar a Teresa como una persona digna y limpia a pesar de estar sumida en la pobreza, recalca que no se pierde la humanidad por la falta de recursos.

Para los protagonistas que se enamoran de Teresa, ella representa lo que ellos tuvieron que dejar para sobrevivir en La Academia Militar Leoncio Prado. Para el esclavo, la paz que anhelaba tras una vida dura y cruel. Para el poeta, la inocencia perdida cuando es obligado a entrar a la Academia. Y para el Jaguar, la vida doméstica que nunca tuvo.

 

Al comenzar la obra, el escritor (Mario Vargas Llosa) nos relata la obsesión del Jaguar por Teresa y todo lo que hace a causa del amor que siente por ella. De pequeño, este personaje (El Jaguar) siempre ansiaba estar junto a ella, la buscaba para estudiar y la perseguía en su camino al colegio constantemente. Más adelante, perdiendo de vista al Jaguar aparece El Esclavo. Éste pretendía inocentemente a Teresa. Luego, a causa del Esclavo, El Poeta conoce a Teresa y de igual forma comienza a verla como los otros. Tan perfecta, tan pura (a pesar de saber que era el interés de su mejor amigo). Pero tras la muerte del Esclavo notamos que estas ilusiones afectivas hacia Teresa son desechadas. Finalmente los caminos Teresa y del Jaguar se vuelven a juntar. Este al salir de la Academia la vuelve a encontrar y le propone matrimonio. Teresa acepta.

Alberto Fernández, “El Poeta cursa el último año en el colegio militar Leoncio Prado, en donde es conocido como “El Poeta” por su destreza para escribir novelitas pornográficas y cartas eróticas a cambio de dinero y cigarrillos.

Alberto apenas era un niño cuando entró al colegio y venía de una familia desintegrada. Como a la gran mayoría, le costó acostumbrarse al nuevo estilo de vida que le imponía la institución. El Poeta, al igual que los demás estudiantes leonciopradinos, debe asumir una doble identidad: dentro del colegio, como él mismo declara, debe mostrarse insensible, rudo y hosco, y no siendo un buen peleador, se las ingeniaba para no involucrarse en riñas, de esta manera evitaba que lo “fregaran”, lo que en el lenguaje de los leonciporadinos implicaba desde bromas de mal gusto hasta abusos sexuales. Por otro lado, fuera del colegio con sus amigos miraflorinos. Tico y Pluto, su comportamiento era totalmente diferente: con ellos no tenía que mostrarse insensible o arisco, ya que con ellos no se enfrentaba a situaciones estresantes ni violentas.

A pesar de ser muy diferentes, Alberto llega a convertirse en el único amigo de Ricardo (el esclavo), sin embargo, se enamora de Teresa, el interés amoroso de Ricardo, demostrando así la poca valoración que le daba en ese entonces a la amistad que mantenía con el Esclavo. En una práctica de tiros realizada por la institución, Ricardo Arana fallece. Alberto asume que su muerte fue una venganza contra el Esclavo por haber delatado al serrano Cava de robar un examen. Luego de lo sucedido Alberto siente la necesidad de encontrar el culpable de la muerte de su amigo, para lograrlo confiesa todos los actos no permitidos dentro del colegio (fumar, beber alcohol, actos sexuales con animales, etc.) lo cual le produjo una serie de conflictos con el Jaguar.


Boa es un personaje secundario de la novela. Se caracteriza por tener el miembro viril muy desarrollado; esto, además de su gran fuerza física, le garantiza el acceso al grupo selecto de 5to curso “el círculo” conformado por los muchachos más fuertes, aguerridos y violentos, es decir, “los matones” del colegio.

El líder del círculo es el “Jaguar”. El “Boa” –uno de sus secuaces- está a su disposición y acepta todo lo que este impone. A pesar de no estar del todo de acuerdo con las decisiones y actitudes que tiene el “Jaguar”, considera vital ser su amigo y no su enemigo, como estrategia para sobrevivir en el colegio militar Leoncio Prado, una sociedad en la que prima el egoísmo, la violencia y la brutalidad, y donde es necesario ser el más fuerte para dominar y así no ser dominado.

A pesar de vivir en un universo tan severo y salvaje, el “Boa” tiene una amiga, la perra “Malpapeada” que es la mascota del colegio. El admira la fidelidad que presenta este animal, convirtiéndose en un escape del mundo en el que se encuentra sumergido, es por eso que su vida gira en torno a ella, como una forma de liberación y transmisión de sensaciones de protección y calor que brinda la inocente criatura.

 

El teniente Gamboa, tutor de la primera sección, es el encargado de que todo fluya de manera correcta. Él desarrolla un papel muy importante dentro de la institución puesto que debe ser modelo y ejemplo para los cadetes, y además el primero en corregir cualquier anomalía dentro de dicha institución. Su método de enseñanza se basaba exclusivamente por la violencia, esta actitud siempre hostil le otorga el respeto que necesita para dirigir esta sociedad en la que prevalece la ley del más fuerte. El funcionar del teniente Gamboa, calificado entre todos como el más estricto, varía con el tiempo, ya que al inicio es el típico profesor ejemplar fiel a los ideales de la ética y moral, e inseparable seguidor de la política del colegio, esta disociación debe su origen a una situación relacionada con los estudiantes del tercer año, los denominados “perros”, ellos quienes ya se encontraban en el último año lectivo, se vieron involucrados en el asesinato de Ricardo Arana ( el esclavo) quien supuestamente había fallecido a causa de un accidente, en realidad había sido asesinado por el jaguar, Gamboa al momento de enterarse de esta situación, realiza un informe sobre el crimen para sus autoridades, y estas luego de conocer la verdad y para ocultar este hecho, lo destituyen y lo envían a un puesto olvidado en Juliaca.

CARMEN DIANA CANO REBAZA

Por carmen diana cano rebaza - Publicado en: analisis poema - Comunidad: poesía en la vida
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

  • : En la literatura siempre se encuentran vidas nuevas que experimentar
  • En la literatura siempre se encuentran vidas nuevas que experimentar
  • : Poesía
  • : es novedoso, curioso, brinda aporte a la cultura educativa, y a la comunidad literaria,presenmtare mis análsis de obras y de trabajos educativos,permitanme dejar mis poemas dejar q sean admikrados por ustedes
  • Recomendar este blog
  • Volver a la página principal
  • Contacto
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso